Jeep Safari Menorca > Reserva de Biosfera

Reserva de Biosfera

La UNESCO declaró Menorca como reserva de biosfera el 8 de octubre de 1993, atendiendo al alto grado de compatibilidad conseguido entre el desarrollo de las actividades económicas, el consumo de recursos y la conservación de un patrimonio y de un paisaje que ha mantenido, y sigue manteniendo hoy, una calidad excepcional. Menorca es un territorio, con un paisaje rural tradicional muy rico. Aloja una notable diversidad de hábitats mediterráneos, en los que viven especies de animales y plantas exclusivos en la isla, algunas de ellas en peligro de extinción.

Alrededor del mundo hay más de 400 reservas de biosfera donde se experimenta con el concepto del desarrollo sostenible. Son lugares en los que la actividad humana se desarrolla de forma compatible con la conservación de los recursos naturales y del patrimonio cultural. Menorca forma parte de la Red Española de Reservas de Biosfera y mantiene contactos con otras reservas de biosfera adscritas en el Programa Hombre y Biosfera (ProgramaMaB) de la UNESCO.

Como reserva de biosfera, estos son los retos de Menorca:

• Favorecer la conservación de las actividades que mantienen el paisaje tradicional y evitar las que puedan degradarlo. Para ello Menorca dispone del Pla Territorial Insular (PTI), que ordena el territorio velando por la sostenibilidad y regulando el crecimiento urbanístico.

• Reforzar la conservación de los ecosistemas naturales y de la fauna y la flora autóctonas, si se encuentran amenazadas. Para ello se llevan a cabo campañas de erradicación de la flora invasora y se protegen las especies amenazadas y los hábitats más singulares.

• Profundizar en el conocimiento de la riqueza natural y cultural. Para ello se lleva a cabo la investigación sobre el patrimonio arqueológico y natural.

• Definir estrategias de sostenibilidad a escala local. Para ello cada municipio tiene su Agenda Local 21 y su propio Plan de Acción Ambiental.

• Gestionar ambientalmente el litoral y las playas, que son la base de la actividad turística, mediante la protección de los ecosistemas dunares y marinos. Para ello se prioriza la limpieza manual y se regula la ocupación de las playas.

• Minimizar el impacto ambiental de las actividades humanas cotidianas. Para ello se separan y se tratan adecuadamente todas las fracciones de basuras: la orgánica, el papel, el vidrio y los envases.

• Llegar a ser un laboratorio de sostenibilidad al aire libre. Para ello se ha creado el Observatorio Socioambiental de Menorca (OBSAM), que recoge y analiza la información más relevante de la reserva de biosfera.

Con la colaboración de la sociedad menorquina, de algunas ONGs y de empresas de la isla, Menorca está llevando a cabo estrategias de desarrollo para aprovechar su riqueza natural y, al mismo, tiempo preservarla. Para seguir convirtiendo los retos en realidades necesitamos también el apoyo de los visitantes, ya que todos juntos podemos contribuir a hacer posible un desarrollo que de verdad sea respetuoso con el medioambiente.

menorca-reserva-biosfera